MPA
e-Journal de Medicina fami-
liar y atención PrimariA
internacional

(Publicación cuatrimestral de IDEFIPERU.
Continuación de la revista RAMPA)


Home MPA |Familias | Profesionales | Técnicos |
Blog| Comente | Contáctenos
 

Instituto de Desarrollo Familiar, Social, Integral del Perú
IDEFIPERU

MPA e--Journal . Año 3. Vol 2. Nro 3. Sept-Dic 2008.

PUNTO DE VISTA

 

Publicaciones Científicas Electrónicas y la Calidad de Los Servicios De Salud.
Electronic Scientific Publications and Health Services Quality

Raúl Urquiza, Méd.Dr., MF, Mag.Cal. (1), Miguel A. Suárez-Bustamante Méd.Dr., MF, Mag.Sal.Púb (2).

Filiación de los Autores:

 

Asociación Argentina de Medicina Familiar, Dirección Municipal de Salud de la Villa de Merlo, San Luis (1). Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), Facultad de Medicina, Residencia y Maestría de Medicina Familiar, Lima. Instituto de Desarrollo Familiar y Social del Perú (IDEFIPERU), Lima. (2).
Méd.Dr.: Médico Titulado. MF: Especialista en Medicina Familiar. Mag.Sal.Púb.: Magíster en Salud Pública. Mag.Cal.: Magíster en Gestión de la Calidad.

 

Correspondencia para el Autor: Dr. Raúl Urquiza: raulusr@yahoo.com.ar

 

MPA e-Journal Med. Fam. & At. Prim. Int. 2008, 2 (3): 145-148.

 

Documento de posición editorial no sujeto a arbitraje.

 

Este es un documento de publicación abierta, que puede ser utilizado, distribuido y reproducido por cualquier medio, siempre que no sea para fines comerciales y el trabajo original sea convenientemente citado.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------

RESUMEN

Introducción: Las intervenciones para el mejoramiento continuo de la calidad, en realidad son aplicaciones del método científico en una escala local, realizadas con el objetivo de identificar problemas que afectan la calidad de algún proceso, ensayar soluciones y medir el efecto especificamente alcanzado. La difusión de la información producida puede ser de mucha utilidad tanto para los protagonistas de la iniciativa ―que al alcanzar notoriedad reciben un estímulo especial para perseverar en su tarea― como para el resto de la comunidad académica de Servicios de Atención Primaria ―que se beneficiarán de sus lecciones aprendidas y  podrían constituir redes de investigadores.
Objetivo: Exponer las ventajas y beneficios de las comunicaciones electrónicas a la expansión de las iniciativas para conseguir Servicios de Atención Primaria de Salud de mayor calidad. .
Temas abordados: Avance de las Tecnologías de la Información y de las Publicaciones Electrónicas Científicas, y su  utilidad para mejorar la calidad de la Atención Primaria de Salud. Beneficios de las revistas electrónicas (e-journals), y de  los repositorios en INTERNET para almacenar archivos electrónicos (e-prints).
Descriptores: Atención Primaria de la Salud, Calidad de la Atención de Salud, Publicaciones Científicas y Técnicas, Publicaciones Electrónicas.  

ABSTRACT

Introduction: Interventions for continuous improvement of quality are indeed applications of the scientific method in a local dimension. They aspire to identify quality troubles in some process, to try solutions and to measure the specific effect achieved. Diffusion of results could be very useful not only to the initiative actors ―that receive a stimulus to will be persistent in their work― but also to the rest of Primary Health Care Services academic community ―that can appreciate these learned lections and can to form research networks.
Objective: To expose the advantages and benefits of electronic communications to the Primary Health Care Services continuous improvement of quality.
Reviewed Topics: Advance of Information Technologies and Scientific Electronic Publications, and their utility to increase the quality of Primary Health Care. Benefits of electronic journals (e-journals), and of INTERNET spaces to store electronic files (e-prints).
Keywords: Primary Health Care, Quality of Health Care, Serial Publication, Electronic Periodicals.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------

LA PROBLEMÁTICA

Toda la problemática de la calidad, y su puesta en marcha en nuestros países tiene una historia reciente, pero que se ha ido consolidando con el desarrollo de la especialidad de la Medicina Familiar

Los primeros esfuerzos por mejorar la calidad de los Servicios de Atención Primaria de Salud datan de 1854 durante la guerra de Crimea, cuando la enfermera Florence Nightingale, y el resto de equipo de salud del Barrack Hospital, consiguieron bajar la mortalidad hospitalaria drásticamente del 32% al 2%, tan solo con mejorar la higiene y los cuidados, naciendo así las primeras “normas” explícitas para la atención a los pacientes. A partir de este momento,  se enfatiza en la capacitación científico-técnica de los profesionales sanitarios

A fines del siglo XIX y principio del XX, se realiza una valoración de la enseñanza de la medicina y su curriculum en los EEUU. Sus conclusiones, resumidas en el “Informe Flexner”, fueron muy criticas y provocaron el cierre de varias Universidades de Medicina en el país del norte.

Los aportes de Avedis Donavedian, marcan un hito en la evaluación de la calidad en los servicios de salud, ya que proponen clasificar los problemas para poder ser desarrollados y considera los criterios de estructura, proceso y resultado. Son problemas de estructura cuando hay diferencias entre lo que debería haber y lo que hay, problemas de proceso cuando la falta de similitud se encuentra entre lo que debería hacerse y lo que se hace realmente, y de resultado cuando existe divergencia entre lo que debería conseguirse y lo que se consigue.

En el ámbito supranacional, durante la reunión de WONCA (Colegio mundial de médicos de familia) de 1989, se creó el grupo de trabajo para la mejora de la calidad en servicios de Atención Primaria, el cual se encuentra actualmente integrado por 7 miembros.

En nuestra Latinoamérica y particularmente en Medicina Familiar, la “Declaración de Ontario”, simultanea entre la Organización Mundial de la Salud (OMS) y WONCA recomiendan  adherir la práctica médica basada en preceptos de calidad, orientadoa a las necesidades y expectativas de la población receptora. Posteriormente en 1996 se realiza la “Declaracion de Buenos Aires” donde, entre otros puntos, se refuerzan los conceptos de calidad. En la primera Cumbre Iberoamericana de Medicina Familiar del 2002 en Sevilla,  y en la primera Reunión Iberoamericana de Expertos en Certificación Profesional y Acreditación de programas del año 2003, realizada en Isla Margarita, Venezuela, se hace énfasis en la calidad científico técnica y prestacional.

A pesar de estas grandes iniciativas, son contadas las experiencias exitosas que han logrado sostenibilidad por un tiempo prolongado en las mejoras alcanzadas y que conjuntamente hayan alcanzado una espiral progresivamente creciente en su calidad de atención. Pueden citarse un conjunto amplio de determinantes de esta limitada consistencia en las intervenciones para el mejoramiento de la calidad. Entre ellos, los más importantes deben ser el conocimiento de las herramientas para poner en práctica los procesos, y la motivación necesaria para persistir más allá del entusiasmo inicial.

En este punto es factible que la utilización intensiva de diversas de Tecnologías de la Información y Comunicación (TICs), y en particular de Publicaciones Científicas Electrónicas (PCE), pueda contribuir a revertir gradualmente esta situación.

LAS COMUNICACIONES CIENTIFICAS  Y EL PROCESO DE MEJORAMIENTO CONTINUO DE LA CALIDAD

El proceso entero de mejoramiento continuo de la calidad tiene una connotación semejante a la de un trabajo científico para verificar si una opción operativa tiene el efecto esperado. La difusión de la información generada puede tener un peso considerable en la relevancia total del proceso.  Es en este punto relevante de la difusión de los logros de las iniciativas para el mejoramiento continuo de la calidad de los Servicios de Atención Primaria de Salud,  donde las periódicos de circulación académica cobran particular importancia, y donde las comunicaciones científicas electrónicas pueden contribuir notoriamente a la expansión del proceso.

La comunicaciones científicas electrónicas pueden dividirse en dos tipos: Las PCE, y los repositorios de archivos en INTERNET (e-prints). Ambas han incrementado significativamente su vigencia en los últimos tiempos, debido a que desde fines de los 80´s y principios de los 90´s las computadoras y los programas se han ido popularizando, y llegando a lugares y prestadores que antes estaban en inferioridad de condiciones para capacitarse y acceder a la información de calidad

Las PCE o revistas científicas electrónicas (e-journals), han tenido dos acepciones vigentes desde su aparición, una de ellas que las define como un soporte y medio de distribución de los contenidos, y otra como una manera radicalmente diferente de publicación a los medios impresos convencionales. En términos generales, entre una publicación científica electrónica y una impresa, no debe haber otra diferencia que el formato o el medio de distribución.

Al estar basadas en el uso de las tecnologías de la información y, por lo tanto, caracterizadas por el soporte electrónico y su capacidad interactiva, las PCE organizan su contenido de manera no secuencial mediante vínculos hipertextuales, de tal manera que se convierte en un producto cualitativamente superior, al cumplir con mayor eficacia las funciones de comunicación, difusión, legitimación, autoridad, archivo y memoria.

Entonces la PCE representa un doble objeto, por una parte es herramienta y producto final, y por otra incorpora todos los elementos propios del formato impreso, como son:

-Institución responsable
-Director y estructura editorial
-Garantía de calidad mediante la revisión por pares
-Periodicidad
-Comunicabilidad
-Acopio o archivo de conocimiento
-Asignación de reconocimiento a los autores
-Instrumento de  conformación de una comunidad científica

Por su lado los repositorios de archivos (e-prints), incluyen artículos e revistas, ponencias, capítulos de libros o cualquier otra forma de publicación científica, un repositorio de archivos de e-prints es simplemente un archivo digital, accesible en línea de estos materiales. Pueden adoptar la forma de “pre-prints” artículos que aun no han pasado la revisión por pares, y los “post-prints” que ya han sido revisados. Cada vez más comunidades científicas e Instituciones están creando estos archivos digitales para difundir los resultados de su investigación, algunos buscadores de ellos son:

-OAISTER: Buscador especializado en ciencia y tecnología
-Google Académico: Buscador especializado en publicaciones académicas, (tesis, libros, artículos, etc.), que permiten el acceso abierto.
-SCIRUS: Buscador especializado en ciencia y tecnología

La revisión por pares es el criterio diferencial entre aquello que se considera “publicado” y lo que sencillamente  ha sido solo distribuido, siendo un criterio que define la calidad de la publicación.

Particularmente para las PCE, su llegada y posterior diseminación y aceptación por la comunidad científica internacional ha significado una revolución para los medios de difusión de la producción en investigación, de particular beneficio para la Atención Primaria, a pesar de sus conocidas limitaciones de recursos en los países en desarrollo. Para este ámbito en particular, la aparición de las PCE ha permitido sortear una serie de obstáculos que, hacían difícil la expansión de medios de comunicación entre pares, cuando los únicos medios disponibles eran aquellos basados en el papel y la tinta. En la era de los medios impresos, los costos que insumían los diversos procesos eran realmente considerables, considerando que el diseño, la diagramación y la impresión eran trabajos especializados, que en muchos casos empleaban diversos bienes fungibles y equipamiento costoso. Adicionalmente, un bien intrínsecamente valioso y de frágil manipulación, como los medios impresos requerían una distribución igualmente cara, que en muchos casos tenía como punto final las bibliotecas de centros académicos y algunos grandes establecimientos de salud, todos ellos relativamente lejanos de los puntos periféricos en los que habitualmente se desarrolla la  Atención Primaria.

Pero la producción de estos medios científicos en papel se concebía poco accesible no sólo por el hecho de requerir grandes recursos, sino particularmente porque ellos estaban fuera del alcance de quienes publicaban los artículos. Contrariamente, la masificación de las PCE trajo como efecto colateral la posibilidad del empoderamiento (empowerment en ingles) de los propios investigadores y editores, que inicialmente en la teoría, y posteriormente en la práctica, podía ser totalmente pre-elaborada, diseñada, diagramada y publicada por los propios autores, algo inconcebible en la era del medio impreso.

Pero las PCE permitieron alcanzar otros hitos como efecto colateral, tales como por ejemplo romper el circulo vicioso en el cual, dado que los impresos implicaban un costo, debían ser pagadas con una suscripción, y como el producto era adquirido a un costo variable, se ponía un énfasis particular en una presentación que “compensase” lo invertido, lo que a su vez encarecía el material editado y lo hacía más recursos-dependiente. Ello se perpetúa con el ingreso de la industria farmacéutica en el financiamiento de las publicaciones periódicas. En consecuencia, el abandonar el papel como medio fundamental en la publicación, posibilitó algo que sólo podía ser un sueño para los investigadores de hace 3 décadas que deseaban democratizar el acceso al conocimiento: finalmente fue viable contar con periódicos de circulación académica que tuvieran un costo cero (o muy reducido) en su suscripción.

LAS COMUNICACIONES CIENTIFICAS Y EL PROCESO DE MEJORAMIENTO CONTINUO DE LA CALIDAD

De todo lo descrito en la sección anterior, puede entreverse el notable potencial de las PCE  para difundir los conocimientos producidos en los diferentes pasos del proceso de mejoramiento continuo de la calidad anteriormente descritos. Esta difusión intensificada podría adquirir una múltiple relevancia para los equipos de salud que trabajan en los temas relacionados a la calidad de los Servicios de Atención Primaria de Salud .

Primeramente tiene el mismo valor que cualquier otro medio de difusión de contenidos técnicos, y a través de sus revisiones o contenidos académicos posibilitaría difundir los principales aspectos teóricos de la calidad de los Servicios, posibilitando que los equipos de salud incrementen competencias para desarrollar sus propios procesos de mejoramiento continuo de la calidad.

En segundo lugar, permite la difusión de “espejos de experiencia”, posibilitando que la comunidad de profesionales de la atención primaria se beneficie de las lecciones aprendidas por sus pares, con el objetivo de aprovechar fortalezas y no repetir errores. Adicionalmente difunde el mensaje subliminal de que se pueden desarrollar experiencias exitosas en el área de la calidad, incluso con recursos limitados.

Por otra parte, particularmente a partir de la explotación intensiva de las características de interconexión que permiten los e-prints, se posibilitaría la conformación de redes en las que los equipos con mayor desarrollo pudieran colaborar con el desarrollo de sus pares menos aventajados, y los iniciantes encuentren referentes a los cuales solicitar consejos técnicos, cuando lo requieran.

Finalmente, este conocimiento puede ser de mucha utilidad para los protagonistas de la iniciativa, que al alcanzar notoriedad reciben un estímulo especial para perseverar en su tarea y seguirse constituyendo en puntos focales del trabajo para la calidad de los Servicios de Atención Primaria de Salud.

En consecuencia, ante las expresiones del portentoso avance de las PCE, parece evidente que éstas pueden ser de mucho provecho para mejorar la calidad de los procesos existentes en el ámbito de