MPA
e-Journal de Medicina fami-
liar y atención PrimariA
internacional

(Publicación cuatrimestral de IDEFIPERU.
Continuación de la revista RAMPA)


Home MPA |Familias | Profesionales | Técnicos |
Blog| Comente | Contáctenos

 

Instituto de Desarrollo Familiar, Social, Integral del Perú
IDEFIPERU

MPA e--Journal . Año 5. Vol 4. Nro 2. Mayo-Diciembre 2010.

CARTA AL EDITOR

 

La Medicina Familiar y la Iniciativa Barrio Adentro en Venezuela.
The Family Medicine and the Barrio Adentro Iniciative in Venezuela

Zulay Giménez Méd.Dr., MF.

Méd.Dr.: Médico Titulado. MF: Especialista en Medicina Familiar.

 

Correspondencia para el Autor: Dra: Zulay Giménez: zulay_gimenez@yahoo.com

Respuesta al artículo aparecido en nuestro número anterior: Suárez-Bustamante, MA. Los Modelos de Reforma de Salud Familiar en América Latina. MPA e-Journal Med. Fam. & At. Prim. Int. 2010, 4 (1): 61-69.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Sr Editor:

En la presente carta, al mismo tiempo que les escribo para agradecerles el envío de tan importante revista de medicina familiar y atención primaria, quiero expresarles mi punto de vista al respecto de un artículo publicado en su revista el cual tocó el tema del estado de la Salud Familiar en América donde específicamente se habla del modelo de Medicina Familiar en Venezuela. Al respecto de lo expresado en dicho artículo, llama la atención que en dicho articulo se obvia totalmente el desarrollo de medicina familiar en nuestro país antes de barrio adentro. Es importante informar a sus lectores que previamente a la iniciativa de Barrio Adentro existían diez postgrados de medicina familiar universitarios en el pais, y también se cuenta con una organización que nos agrupa, la Sociedad Venezolana de Medicina Familiar.

Por otro lado, es importante mencionar que  la iniciativa de Barrio Adentro no trabaja con médicos de familia egresados de postgrados, sino médicos con practica general.

Es mi opinión que para dar peso y seriedad al articulo debió indagar en todas las fuentes de información, para no restarle validez a sus conclusiones. Agradezco a ustedes hacerle llegar a los autores este comentario para que puedan aborrdar el tema con mayor amplitud.

Una vez más, gracias por el envío de la revista

Dra. Zulay Gimenez
Médica de Familia

Comentario del Editor Principal

Apreciamos mucho los comentarios de la Dra. Zulay. Aunque no era la temática central del artículo, sus palabras ponen en evidencia la tensión generada en algunos países entre los nuevos modelos con inspiración de Salud Familiar, y los movimientos consolidados, en su mayor parte académicos, A partir de la información proporcionada por colegas en varios países, todo parece indicar es esta problemática es particularmente aguda en Venezuela y Bolivia.

En descargo a lo comentado a su carta podemos mencionar que el artículo citado analiza modelos de salud basados en una estructura gubernamental o estatal, con un nivel de extensión suficiente para cubrir más de una región (no sólo localidades o servicios dispersos o áreas piloto) o el país entero. En este sentido, en muchos países, han existido postgrados en Medicina Familiar, pero ellos no influyeron notablemente en un programa de salud familiar o algo semejante, que aspire a tener alcance nacional, con una estructura central que parta desde el mismo ministerio de salud o de la institución encargada de la seguridad social. Esta es la razón por la cual en el articulo se mencionan como países sin modelos de Salud Familiar, a algunos en los cuales existen postgrados en Medicina Familiar por décadas, pero sin mayor relevancia en modificar los modelos convencionales de oferta de los servicios de salud en sus países.

En el caso de su país, Venezuela, ciertamente conocemos del notable impulso académico alcanzado desde los años 70s, que lleva a tener, como Ud. menciona, diez programas de postgrado en Medicina Familiar bien establecidos, siendo probablemente el país donde estaba más extendida la formación de especialistas en nuestra área en Sudamèrica, hasta por lo menos inicios de este siglo. Conocemos que esta vanguardia, no sólo ha generado grandes pensadores y maestros en nuestra especialidad como el Dr. Iturbe o más recientemente a la Dra. del Carpio (a quien tengo el honor de haber conocido personalmente) y otros que involuntariamente omito, sino también autoridades y lideres en las instituciones regionales de la Medicina Familiar. Sin embargo, y si bien nos solidarizamos con el hecho de que no se haya considerado a las instancias tanto gremiales como académicas de la Medicina Familiar en su país (algo que se expresa indirectamente en el articulo), hasta donde es de mi conocimiento, sólo con la iniciativa Barrio Adentro se consolida una propuesta de alcance nacional e impulso gubernamental, cuya orientación tampoco es lejana a nuestro campo, ya que se inspira en el aporte de especialistas cubanos en atención primaria.  De todos modos le agradecemos por su carta que ha permitido aclarar esta situación, sólo tocada tangencialmente en el artículo referido.