MPA
e-Journal de Medicina fami-
liar y atención PrimariA
internacional

(Publicación cuatrimestral de IDEFIPERU.
Continuación de la revista RAMPA)


Home MPA |Familias | Profesionales | Técnicos |
Blog| Comente | Contáctenos

 

Instituto de Desarrollo Familiar, Social, Integral del Perú
IDEFIPERU

MPA e--Journal . Año 5. Vol 4. Nro 2. Mayo-Diciembre 2010.

INVESTIGACIÓN ORIGINAL



Saberes Formativos de asignaturas no clínicas percibidos por los alumnos de medicina del occidente de México

Formative Values in Non clinical Subjects, perceived in medicine students of western of México

Rafael Bustos-Saldaña Méd.Dr., MF, Mag Cien (1), Rafael Bustos-Mora Méd.Dr.(2). Alejandro Bustos Mora Méd.Dr.(3)

Filiación de los Autores:

Centro Universitario del Sur de la Universidad de Guadalajara, Ciudad Guzmán, Jalisco, México (1-3). Jefatura de Educación e Investigación en Salud del Hospital General de Zona con Medicina Familiar No.9 del Instituto Mexicano del Seguro Social, Ciudad Guzmán, Jalisco, México (1)
Méd.Dr.: Médico Titulado, MF: Especialista en Medicina Familiar, Mag Cien.: Magister en Ciencias Médicas.

 

 

Correspondencia para los Autores: Dr. Rafael Bustos Saldaña: rafaelb@rcusur.udg.mx


MPA e-Journal Med. Fam. & At. Prim. Int. 2010, 4 (2): 97-101

 

Investigación original sujeta a arbitraje.
Fecha de presentación: 15 de Enero 2010
Fecha de aceptación: 20 de Marzo 2010
Fecha de publicación (on line): 15 de febrero 2011


Este es un documento de publicación abierta, que puede ser utilizado, distribuido y reproducido por cualquier medio, siempre que no sea para fines comerciales y el trabajo original sea convenientemente citado.  

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

RESUMEN

Objetivo: Identificar saberes formativos percibidos en las asignaturas cursadas en el ciclo anterior por alumnos de Medicina.
Diseño: Descriptivo y transversal.
Ámbito: Cursos de la licenciatura de Medicina del Centro Universitario del Sur de la Universidad de Guadalajara, Ciudad Guzmán, Jalisco, México
Participantes: 159 Alumnos que en el semestre previo habían cursado del 1º al 5º ciclo del Departamento de Medicina..
Principales mediciones: Variables sociodemográficas, Variables de saberes formativos
Resultados: En los programas de las asignaturas de los años evaluados se encontraron descritos 168 saberes formativos (34.2 por semestre). Los alumnos refirieron 634 saberes (3.96 por alumno), de los cuales solamente 310 (1.95 por alumno) eran congruentes con los expresados en los programas de las asignaturas. El resto correspondían a otros cursos de la carrera.
Conclusiones: Los alumnos percibieron pocos saberes formativos durante sus asignaturas, además existió escasa concordancia entre lo impreso en los programas con lo expresado por ellos.
Descriptores: Saberes formativos, Educación basada en Competencias, Educación medica

 

ABSTRACT

Objectives:. To identify formative knowledge items perceived by medicine students in courses that had been taken the previous semester.
Design: Descriptive and Cross Sectional study
Settings: Courses of the Medicine Faculty of the Centro Universitario del Sur,  Universidad de Guadalajara, Ciudad Guzmán, Jalisco, México
Participants: 159 Medicine students that in the previous period had been taken 1º to 5º semester in  the Medicine Department.
Main outcome measures: Sociodemographic variables. Formative knowledge variables.
Results: We found 168 Formative knowledge items (34.2 by  semester) in the official courses programs reviewed. Students reported 634 formative knowledge items (3.96 by student), and only 310 of these items (1.95 by student) coincided with the official programs. The rest of the items belonged to other courses of the medicine career.
Conclusions: Medicine students perceived few formative knowledge items in their courses. There were scarce coincidences between formative knowledge items presented in the course programs, and items expressed in the official programs
 Keywords: Formative knowledge, competences, Medical Education

---------------------------------------------------------------------------------------------------------

INTRODUCCION
En el siglo pasado, los sistemas humanos sufrieron un resquebrajamiento por el agotamiento económico en las sociedades a las que pertenecían, especialmente a partir de la década de los 70´s [1] pero principalmente en los años 80´s [2]. Esta situación orilló hacia nuevas expectativas de obtención de recursos a niveles extraterritoriales, cambiando trascendentalmente la vida social, económica, política y educativa de las naciones. Por lo anterior, las escuelas de educación superior en el mundo y principalmente en México han tratado de implementar planes de estudio dentro de sus programas de asignaturas que sirvan para que los alumnos tengan perfiles idóneos dentro del contexto no solo local, regional o estatal, sino que abarquen una visión global de la situación mundial, capacitándolos para responder a una sociedad dictaminada por grupos económicos dominantes [1,3]. Estos programas adicionalmente se orientaban hacia identificar la construcción social de aprendizajes significativos y útiles para el desempeño productivo de una situación real de trabajo, obteniéndose ello no solo a través de la instrucción, sino también mediante la elaboración de  experiencias en situaciones laborales concretas.

Esta innovadora visualización de la educación conlleva una nueva preparación en los maestros hacia los retos actuales de la educación, cambiando por completo los paradigmas de enseñanza- aprendizaje [4].

Para la mayor parte de los programas con educación tradicionalista, el verdadero valor de la enseñanza reside en saberes teóricos y prácticos, esto es, en la obtención de conocimiento y habilidades para alguna actividad. A través de exámenes de conocimientos y listas de cotejo los saberes teóricos y prácticos han sido ampliamente valorados, sin embargo los saberes formativos (aquellos que reflejan valores o actitudes que el alumno obtendrá a través de la interacción de sus habilidades y conocimientos) no han podido ser valorados de forma objetiva por la metodología tradicional de evaluación [5]. La concepción de estos valores se encuentra por encima de la eficiencia normal de los individuos, y compete a la beneficencia de las personas a las cuales van a servir con ética [6]. Por otra parte, la crítica y el constructivismo de los estudiantes deben aprovecharse como parte integrante de la formación de su identidad [7].         

El objetivo del trabajo fue identificar los saberes formativos de las asignaturas cursados en el ciclo anterior que son percibidos por los alumnos de la carrera de Medicina del Centro Universitario del Sur, de la Universidad de Guadalajara.

MATERIAL Y METODOS

Diseño del estudio
El presente trabajo es descriptivo y de corte transversal. Con base en una institución educativa universitaria.

Área y Población de Estudio
Alumnos que en el ciclo previo habían cursado del 1º al 5º semestre en el ciclo 2008 “A” (marzo-agosto 2008) de la carrera de Medicina del Centro Universitario del Sur de la Universidad de Guadalajara, localizado en Ciudad Guzmán, Jalisco. En todos los casos estas asignaturas eran de cursos no clínicos.

El estudio fue hecho en dichos alumnos debido a que hasta este momento eran los únicos semestres con clases de asignatura basadas en Competencias Profesionales y aún no habían presentado clases denominadas clínicas en su curricula., Considerar que no se tomó en cuenta para el presente estudio a algunos alumnos del primer semestre, que estaban cursando asignaturas de tronco común con las carreras de Nutrición y Enfermería.

Muestra
Se realizó un muestreo por conveniencia en el que estaban incluidos 159 estudiantes de Medicina (96% del total de estudiantes de los semestres escogidos) que estaban matriculados durante la primera quincena de marzo del 2008, en el ciclo escolar 2008 “A” (marzo- agosto 2008), que hubieran cursado estudios el ciclo anterior y asistido a clase el día del estudio.

Variables
Las variables del estudio fueron los saberes formativos percibidos por los alumnos en las asignaturas que se estaban llevando en los semestres iniciales de la carrera de medicina y que no tenían connotación clínica.

Recolección de los datos
El estudio fue realizado salón por salón, invitando a los alumnos presentes a realizar el trabajo de investigación. Previa autorización verbal de los alumnos se procedió a explicar las características del mismo, aplicando una encuesta anónima con un cuestionario previamente elaborado y validado acerca de los siguientes tópicos sobre saberes formativos:

a) La primera parte exploró el recuerdo de haberse percatado de saberes formativos en cada una de las asignaturas cursadas en el ciclo anterior.
b) La segunda parte se basó en el discernimiento sobre una serie de reactivos, donde se realizó la identificación de los saberes formativos (de cada una de las asignaturas) entre saberes prácticos o teóricos expuestos por el maestro en los programas del ciclo anterior.
c) Por último, la tercera parte consistía en la valoración personal del estudiante acerca de la forma en que eran impartidos los saberes formativos en cada una de las asignaturas del ciclo anterior, desde el punto de vista tradicional (solamente como conocimiento o práctica) o participativo (impartido durante la asignatura en forma reflexiva- activa).

El cuestionario utilizado fue evaluado en su construcción por tres profesores del Departamento de Medicina, tomando como convenio directo de aceptación a aquellas preguntas que entre los tres se encontraran bien realizadas y reorganizando a las que no fueran concordantes.

Análisis de la información
Para la valoración de los datos estadísticos obtenidos de las encuestas se aplicó la prueba del Chi2 a las variables nominales y a las continuas la prueba de t de Student no pareada y ANOVA. Se consideró una significancia estadística 0.05, utilizándose los programas estadísticos EPI INFO 6.04

RESULTADOS
           
CARACTERÍSTICAS GENERALES:
El promedio de edad de los alumnos fue de 20.13±3.14 años, y el 54.7% fueron hombres. Los alumnos encuestados por semestre tuvieron la siguiente distribución: 1er semestre 39 (24.57%), 2º semestre 37 (23.27%), 3er. Semestre 33 (20.75%), 4º. semestre 29 (18,23%) y 5º semestre 21 (13.21%).

REVISIÓN DE PROGRAMAS DE ASIGNATURA:
Durante la revisión de los planes de estudio de las asignaturas se encontraron un total de 168 saberes formativos expresados dentro de su conformación (34.2±9.52 por cada semestre).

RECUERDO DE SABERES FORMATIVOS:
Los alumnos expresaron el recuerdo de 839 saberes formativos (5.28 ± 1.3 por cada alumno). De estos, solamente 634 (75.56%) fueron catalogados realmente como valores o actitudes (3.99 ±1.24 por alumno). Por último solamente en 310 (36.95%) ocasiones, los alumnos concordaron en la expresión de los saberes con respecto a los que estaban impresos en los programas de estudio con un promedio de 1.99±0.54 por alumno.

Los alumnos de primer semestre concordaron los saberes formativos recordados con los expresados en los programas, en un promedio de 1.47±1.32, los de segundo 2.89±1.97, tercero 1.25±1.15, cuarto 2.15± 1.43 y quinto 2.0±1.34 ocasiones (F =5.70, p=0.00029).

En cuanto al recuerdo para las materias básicas (Morfología, Fisiología, Farmacología, etc.) los alumnos concordaron los saberes formativos recordados con los expresados en lo programas en promedio 2.06±0.94 en comparación con otras materias no básicas (Metodología de la Investigación, Nutrición, Diseño Experimental, etc.) cuya coincidencia fue de 1.93±0.67 ocasiones.

El cuadro 1 nos muestra los saberes formativos que más recordaron los alumnos durante el trabajo. Cabe la pena resaltar en ellos actividades frecuentes como el trabajo en equipo así como el reglamento disciplinario en el respeto y responsabilidad

En general los alumnos identificaron los saberes formativos de los programas, entre otros diversos saberes, en un 68.42% de las ocasiones. El cuadro 2 nos muestra el porcentaje de identificación de los saberes formativos según los semestres. Es importante resaltar que los alumnos de tercer semestre presentaron menor identificación que el resto de sus compañeros, en un nivel estadísticamente significativo.

Según el cuadro 3, el 47.42% de los alumnos declararon haber observado durante el desarrollo de sus clases que los saberes formativos fueron expuestos con una visión participativa.  Por último, La cuadro 3 también muestra la visión participativa que refirieron los alumnos de acuerdo a los saberes formativos de los programas de asignatura. En general hubo una discordancia entre lo expresado en los programas y lo identificado por los alumnos.

DISCUSION

Se realizó un estudio para identificar los saberes formativos percibidos en las asignaturas cursadas en el ciclo anterior por alumnos de Medicina del Centro Universitario del Sur de la Universidad de Guadalajara. A la actualidad este centro cuenta con 3500 estudiantes, de los cuales 650 pertenecen al Departamento de Medicina. A partir del mes de marzo del 2000 se instituyo dentro de su curricula el Programa Educativo de Competencias Profesionales, desarrollado a partir de un esfuerzo conjunto con el Centro Universitario de Ciencias de la Salud [3,8].

La preocupación por incorporar valores éticos o morales para el desempeño de sus actividades, a través de los saberes formativos, no es una actividad nueva [9,10] dentro de la docencia, sino un reforzamiento de sus actividades diarias, donde la integridad y honestidad son parte importante de su formación profesional [11,12].

La mayoría de alumnos identificaron actividades teóricas o prácticas en lugar de saberes formativos, muy probablemente debido a la gran influencia de la educación tradicional en el aprendizaje del estudiante a través de su vida escolar [1]. 

Existió muy poca concordancia el recuerdo de saberes formativos por parte de los alumnos con lo expresado en los programas (menos de 2 por cada entrevistado), lo que pudo deberse a que maestros y alumnos se encausan más hacia las actividades escolares no formativas, enfatizando la memorización, aprendizaje sin colaboración del alumno (bancario) [13] y no tanto al  aprendizaje holístico de la competencia profesional.

El estudio no aprecia un incremento en el recuerdo de los saberes formativos por los alumnos a través del tiempo, aun cuando deberían considerarse las limitaciones del diseño del estudio (tendría mayor valor el empleo de diseños longitudinales). Los alumnos de primero y tercer semestre muestran concordancias semejantes entre sí pero diferentes a los del resto de ciclos escolares. Sería muy importante valorar en nuevos estudios si al ser impartidas por mayor tiempo las competencias profesionales, ello traería como consecuencia mayor número de saberes formativos percibidos por los alumnos, y si estos realmente concordaran con lo expuesto en sus programas.

Menos de la mitad de los alumnos identificó que se hayan impartido los saberes formativos desde el punto de vista participativo, confundiéndolos con una actividad de conocimiento o de práctica. El impartirse valores o actitudes en forma de un cúmulo de conocimientos desligados de su competencia profesional traería por consecuencia que el educando solo se percate de ellos como un dato más en su currículo y no como una actividad reflexiva y crítica de su actuación.

Fue interesante no encontrar diferencias entre la cantidad de saberes percatados para las asignaturas básicas y el resto (las clínicas, metodológicas o complementarias), deduciéndose que la divulgación de valores para su aprendizaje es escasa en ambos tipos de disciplina y que éstas no se reflejan en que el alumno se percate del contenido de saberes formativos.

También se encontró que los alumnos en su mayoría están capacitados para diferenciar entre valores, habilidades y conocimientos y entre un saber formativo y el resto, ya que por lo menos más de dos terceras partes de ellos los identificaron).

Estos resultados son relevantes, especialmente porque estos primeros ciclos de educación en el alumno servirán como bases para impartir las asignaturas clínicas, en las cuales los valores morales y éticos deberán de verse mucho mas influenciados en su aprendizaje. Es importante tomar en consideración estos hallazgos para reforzar el aprendizaje de los saberes formativos que van a ser determinantes para la calidad de médicos que  desarrollamos para el país.

REFERENCIAS

(1) Ormen K, SHKASL. Nurse education competence: A study of Norwegian nurse educators opinions of the importance and application of different nurse educator competence domains. Journal of Nursing Education.  2002; 41 (7): 295-302.

(2) Young M. Rethinking Teacher education for a global future: lessons from the English. Journal of Education for Teaching; Abingdon.  1998; 24 (1): 51-63.

(3) Huerta-Amezola J P-GI. Elaboración de programas por competencias. Guadalajara: Universidad de Guadalajara; 2001.

(4) Cross C RD. Improving Teacher quality. The American School Board Journal.  2002; 189 (4): 24-7.

(5) Mirable JR. Everything you wanted to know about competency modeling. Training and development. Alexandria.  1997; 51 (8): 73-8.

(6) Meara N, SLDJ. Principles and virtues: A foundation for ethical  decisions, policies and character. Counseling Physiologist. College Park.  1996; 24 (1): 4.

(7) Berman A , chwartz S, urtines W. The process of exploration in identity formation: the role of style and competence. Journal Of Adolescence.  2001; 24 (4): 513-28.

(8) Huerta- Amezola J P-GIC-CR. Desarrollo curricular por competencias curriculares profesionales. EDUCAR.  2000; (13): 87-96.

(9) Gunter H. Jurassic Management: Chaos and management development in educational institution. Armidale.  1995; 33 (4): 5-16.

(10) Hamann E. Clinicians and Diagnosis: Ethical Concerns and clinician competence. Journal Of Counseling and Development.  1994; 72 (3): 259.

(11) Viniegra L AE. Un camino alternativo para la formación de investigadores. México: Instituto Mexicano de Seguridad Social; 1999.

(12) Scarnati J. Beyond technical competence: Honesty and Integrity. Career Development International. The American School Board Journal.  1997; 3 (1): 23.

(13) Freire P. Pedagogía del oprimido. México: Siglo XXI; 1985.