MPA
e-Journal de Medicina Familiar y
Atención Primaria Internacional

(Publicación cuatrimestral de IDEFIPERU.
Continuación de la revista RAMPA)

ISSN: 2223-8166

Home MPA |
Contáctenos

 

Instituto de Desarrollo Familiar, Social, Integral del Perú
IDEFIPERU
Ediciones MPA Archivo
Información para lectores de MPAInformación
Información para autores y editores Instrucciones para los autores

Consejo Editorial

MPA e-Journal . Año 6. Vol 5. Nro 2. Mayo-Agosto 2011

CARTA AL EDITOR



Las “Incretinas” una nueva herramienta para el tratamiento del paciente diabético en la Atención Primaria.
Incretins: A new tool for the treatment of the diabetic patient in Primary Health Care

Gilberto López-Hernández Méd.Dr. MI.(1), Carlos Ruelas- Martínez Est Med (2), Indira Indiana Cabrera-Abud Est Med. (3), Rafael Bustos Saldaña Méd Dr. MF Mag Cienc Méd (4).

Filiación de los Autores:

Centro Universitario del Sur de la Universidad de Guadalajara (1,2,3,4). Hospital General de Zona con Medicina Familiar No. 9 del Instituto Mexicano del Seguro Social  (4)

Méd.Dr.: Médico Est Med: Estudiante de Medicina. Med Dr: Médico Titulado. MF: Médico Especialista em Medicina Familiar. MI: Médico Especialista en Medicina Interna

 

Correspondencia para el Autor: Gilberto López Herrnández. Email: gilberto.lopez@cusur.udg.mx


MPAe-j.med.fam.aten.prim.int. 2011, 5 (2): 107-109

 

Descargar la Versión en PDF del Artículo Completo descargar pdf

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Sr Editor:

En la presente carta queremos expresar algunos conceptos importantes en relación a la utilización de las incretinas, como nuevas herramientas en el manejo del los pacientes diabéticos.

Las incretinas son enterohormonas secretadas en respuesta a la ingestión de alimentos, en especial hidratos de carbono (1).

Su función fisiológica central es estimular la secreción de insulina dependiente de los niveles de glucosa sanguínea (2, 3). Este hallazgo fisiológico data desde 1964 cuando McIntyre y Elrick, que en forma independiente y simultáneamente informaron que la administración de glucosa por vía oral provocaba una respuesta insulínica mayor a una cantidad equivalente de glucosa administrada por vía intravenosa (ver figura 1). A esta respuesta insulínica se le denomina: “Efecto Incretina” (2).
Se han identificado dos péptidos responsables de esta actividad fisiológica: El Péptido Semejante al Glucagón Tipo 1 (GLP-1) y el Péptido Insulinotrópico Dependiente de Glucosa (GPI) (1-4); que son secretados por las células entéricas K y L respectivamente (2).

El efecto incretina es responsable del 50% de la insulina secretada como respuesta a una comida típica (5).

Estos péptidos se secretan por el estímulo de los alimentos en el intestino y su acción endócrina está mediada por receptores específicos localizados en múltiples tejidos incluyendo las células alfa y beta del páncreas con un efecto secretagogo de insulina e inhibiendo la secreción  de glucagón (2).

Los efectos del GLP-1 que se han identificado son: Estimula la secreción de insulina postprandial, regula la diferenciación y apoptosis de las células beta —por lo que preserva y restituye la masa de células insulares beta—, retarda el vaciamiento gástrico, estimula el centro de saciedad del sistema nervioso central e inhibe la secreción de glucagón por las células alfa (6, 7).

La acción fisiológica del GPI es similar al de GLP-1; sin embargo, no tiene efectos sobre glucagón y se secreta con mayor intensidad por el estímulo de los lípidos de los alimentos. El tejido adiposo tiene receptores para este péptido, estimula lipoproteinlipasa y disminuye los niveles séricos de triglicéridos (7, 8).

En pacientes con Diabetes Mellitus 2, la secreción de GLP-1 es anormalmente baja, en respuesta a los alimentos (9).Estos péptidos tienen una vida breve, de unos minutos después de las comidas. Son metabolizados rápidamente por una enzima específica: Dipeptidil peptidasa-4 (DPP-4) (7, 10).
Se han desarrollado medicamentos que aprovechan el efecto incretina para el uso clínico. Un grupo de estos medicamentos tienen un efecto agonista del receptor GLP-1 con una vida media mayor que los péptidos naturales. Los principales representantes de esta familia de fármacos son: Exenatide  y Liraglutide.

Otro grupo de medicamentos actúan inhibiendo la enzima DPP-4, incrementando el efecto incretina natural, dentro de este grupo se encuentran: Sitagliptina, Vildagliptina  y Saxagliptina (11, 12).

Agonistas GLP-1:

Los agonistas o miméticos —Exenatida y Liraglutida—, tienen una estructura molecular similar al GLP-1 con una mayor resistencia a la acción de la enzima DPP-4. La Exenatida es un fármaco aprobado para el tratamiento de la Diabetes Mellitus 2 en los pacientes que no han logrado las metas de control metabólico en combinación con  hipoglucemiantes orales; su administración es subcutánea (12).

Su uso ha demostrado la reducción de la HbA1c (-0,97 % IC95% -1,13 a -0,81%), mayores probabilidades de lograr HbA1c del 7% o menos (45% vs 10%, respectivamente, RR 4,2, IC95% 3,2 a 5,5) y una mayor reducción de la glucemia de ayuno, en comparación a placebo (-27mg/dl IC 95% -33 a -21mg/dl); estos resultados son similares a los encontrados con el uso de Insulina; sin embargo, Exenatide fue mejor frente a Insulina para disminuir la glucemia postprandial y el peso corporal (13).

El uso de Enexatida ha reportado algunos efectos secundarios, habitualmente leves o moderados, en pocos a caso severos incluyendo Pancreatitis Aguda y se pueden detectar anticuerpos contra Exenatide hasta en el 67% de los pacientes sin aparentes repercusiones clínicas (12, 14).

Inhibidores de la DPP-4:

La Sitagliptina fue el primer inhibidor disponible en el comercio de este grupo, se recomienda usarlo en combinación con hipoglucemiantes orales para los pacientes que no han logrado las metas de control metabólico. A diferencia de los agonistas, su administración es oral, la dosis usual es de 100 mg por día en una sola toma. Ha demostrado disminuir la HbA1c en 0,7% comparado con placebo. No está indicado su uso como monoterapia (13, 15). Se absorbe rápido, su biodisponibilidad puede alcanzar hasta el 87% y su vida media es de 12 horas (15).

REFERENCIAS

(1) Di Girolamo G, Tamez P, Tamez P. Inhibidores de la dipeptidil peptidasa-4: farmacodinamia, farmacocinética y seguridad. Med Int Mex 2008; 242 (2): 142-7.
(2) Editorial. Entendiendo las Incretinas. msd.com; 2010. citado en: 21/01/2010. Disponible en: http://www.msd.com.mx/assets/hcp/productos/diabetes/IncretinBackgrounder.pdf.
(3) Puig D, Reviriego J. Las Incretinas como nuevas dianas terapéuticas de la diabetes tipo 2. Rev Clin Esp 2007; 207 (7): 352-64.
(4) Arechavaleta G. Efecto fisiológico de hormonas incretinas. John Hopkins Adv Stud Med 2006; 6 (7): S581-S586.
(5) El-Ouaghlidi A, Nauck A. Péptido 1 similar al glucagón: nuevas terapias para la diabetes tipo 2. Diabetes Voice 2009; 49 (2): 24-6.
(6) Molitch M, Umpierrez G. La diabetes y la terapia basada en la incretina. J Clin Endocrinol Met 2007; 92 (4): 34-56.
(7) Zavala U. Eje Enteroinsular y Diabetes Tipo 2. Rev Med Clin Condes 2009; 20 (5): 572-9.
(8) Buse J, Weyer C, Maggs D. Amylin replacement with Pramlintide in type 1 and type 2 diabetes: a physiological approach to overcome barriers with insulin therapy. Clinical Diabetes 2002; 20: 137.
(9) Madsbad S. Treatment of type 2 diabetes with incretin-based therapies. The Lancet 2009; 373 (9662): 438-9.
(10) De la Higuera-López F, Valdés H, Soriguer E. GLP-1. Generalidades e interacción incretinas-nutrientes. Rev Clin Esp 2007; 207 (10): 501-4.
(11) Conget D, Giménez A. Nuevos tratamientos de la diabetes mellitus tipo 2. Mucho ruido y algunas nueces. Medicina Clínica 2009; 132 (6): 217-8.
(12) Editorial. Nuevos tratamientos para la diabetes mellitus tipo 2 ¿Qué aporta el efecto incretina? Bol Ter Andal 2009;25(2):5-8.
(13) Burstein M. Terapia basada en la incretina: una nueva propuesta en el tratamiento de la Diabetes Mellitus tipo 2. Evid Actual Práct Ambul 2008; 11 (1): 29.
(14) Campoamor L. Informe de evaluación. Exenatida en diabetes tipo 2. El Comprimido 2009; 16: 11-2.

(15) Editorial. Sitagliptina. Diabetes Mellitus tipo 2. Modelo de informe de evaluación GÉNESIS-SEFH. Govern de les Illes Balears; 2008. citado en: 22/02/2010. Disponible en: http://www.elcomprimido.com/EVALUACION/pdf/sitagliptina_largo.pdf.